jueves, 9 de mayo de 2013

Perdida

Con una cruz de pecados y confesiones imperdonables
un silencio que mataba y rastros de lo que ahora era nada.
Su corazon ardiente a gritos clamaba,
con tres rosas en la mano y ojos que sangraban...
Un cielo sin estrellas, una luna que se ocultaba
mientras el oceano muerto con ansias aguardaba.
Llena de pesares y tristezas
errores y cadenas
el ancla que a cada paso mas pesaba
y eternos segundos que su fin marcaban...
Una señal de perdon y un ultimo abrazo
en medio de la lluvia
cuando sola se obligo a aceptar aquel rechazo.
Un angel que caia
una vela que se apagaba...
Sola no podia soportarlo,
ya no quedaba nadie que pudiera rescatarla...
"Perdon" fueron sus ultimas palabras
mientras con todos sus sueños en las manos
en aquel infinito mar se adentraba...


4 comentarios:

  1. Una de las cosas que mas me gusta de leer escritos como este es la creación de la escena a través de las palabras, me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Francisco.. tu como siempre fiel seguidor de mi blog!! :)
    Jey asi es.. una de las cosas que procuro hacer antes de escribir cualquier poema es imaginarme la escena en la que quiero que se desenvuelva la situacion y siempre imaginarme yo misma en ella :)
    Saludos a ambos, muchas gracias y un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema, lastima que muriera su esperanza...Bss

    ResponderEliminar